Le Terroir de calce

Sobre un zócalo de piedra caliza arcillosa, las capas de esquisto y esquistos de mica de color rojo oscuro de la Petite Sibérie, tienen una gran riqueza en hierro. A unos metros, una antigua mina de hierro estuvo en funcionamiento hasta fines de 1940.

El terruño de Calce

¿Cómo podemos hacer para que un gran terruño se exprese? Recuperar los métodos ancestrales no significa rechazar las técnicas modernas. Es, por ejemplo, utilizar las últimas investigaciones sobre las micorrizas con las cuales sembramos las primeras parcelas en 1999. Presentes en el suelo en forma natural, pero destruidos por años de prácticas de cultivo inadecuadas, algunos microorganismos, llamados endomicorrizas, viven en simbiosis con las raíces. El micelio externo del hongo actúa como un sistema radical complementario, aumenta en enraizamiento, mejora la nutrición y refuerza el sistema inmunitario de la planta. Con 40 hectáreas de viñedos en proceso de producción, la finca mantiene un ecosistema de protección de más de 100 hectáreas, que reúne landas, barbechos, bosques y setos, y un conjunto importante de construcciones autóctonas típicas. Aquí, la biodiversidad no es tan solo una fantasía: es concreta, práctica y activa.

Menu